lunes, 22 de diciembre de 2008

volvió a mis manos


Os dejo aquí una entrada que, escribí hace meses, pero que se había quedado en suspensión, como en un viaje a ninguna parte. No quiero dejar de compartirla...sobre todo porque habla del gran Mario Benedetti.

De nuevo ando refugiada en don Mario. De vez en cuando tengo la necesidad de volver a él, dejarme acariciar de nuevo por sus textos, por sus palabras. Estos días que no he podido disfrutar navegando por este mundo donde quedamos para tomar café, té, mate, alvariño, dahiquiri o donde nos contamos, como si de una tertulia de amigos se tratara nuestras cosas, he disfrutado de nuevo de la lectura de algunos libros que hacía tiempo no hojeaba. Pero, por casualidad, uno de estos días volvió a caer en mis manos, (lo de caer es literal, pues cayó de la librería) Vivir Adrede de Mario Benedetti. Lo abrí al azar: El ascensor.





Vivir adrede
El Ascensor
Mario Benedetti.






La muchacha y el hombre ingresaron en el ascensor en la Planta Baja.
Ella marcó el 5º piso y él marcó el 7º. Pero de pronto sobrevino un apagón y el ascensor se detuvo, naturalmente a oscuras, entre el 2º y el 3º. Él dijo: Caramba, y ella: Qué miedo.

Permanecieron un rato en aquel lóbrego silencio, pero al fin el hombre dijo: Al menos podríamos presentarnos. Mi nombre es Juan Eduardo.Y ella: Soy Lucia.

Él decidió mover de a poco el brazo izquierdo, y así, a tientas, llegó a tocar algo que le pareció un hombro de la chica. Allí se quedó, esperanzado. Ella levantó una mano y la posó sobre aquel brazo intruso, Tenés un lindo hombro--dijo él--, parece el de una estatua. Ella apenas balbuceó: Tu mano me gusta, al menos es cálida.

Entonces, ya mejor orientado, el brazo masculino bajó hasta la cintura femenina. Ella tembló un poco, pero acabó sintiendo. En realidad, no tuvo tiempo de preguntar nada, porque él le cerró la boca con su boca. Lucía, un poco asombrada, sintió que aquel beso le gustaba y respondió con otro, éste de su cosecha.

Así quedaron un buen rato en aquella tenebrosa intimidad. Él preguntó: Sos soltera?. Si, ¿y vos?; Viudo. Inauguraron un abrazo inédito, y así permanecieron, disfrutando.

De pronto se acabó el apagón, pero el ascensor todavía quedó inmóvil. Ambos, ya con luz, se estudiaron los rostros y sobre todo las miradas. Hubo un mutuo visto bueno.

Él dijo: No estuvo mal, ¿verdad?. Y ella: estuvo lindo .Él Me parece que el ascensor va a empezar a moverse. En Planta Baja marcaste el 5º. ¿Vas allí?. Y ella: No, ahora voy al 7º.

Al final el ascensor arrancó y los llevó como lo haría un padrino.

(Mario Benedetti)

16 comentarios:

Isabel Martín dijo...

guau.

yo hoy hace 19 años que subí al séptimo. me voy a celebrarlo...

un beso.

Fernando dijo...

un bello relato...de navidad...te ebso.

Alatriste dijo...

Como no podía ser de otra forma, un relato genial. Quise acompañarte un ratito y dejarte mis huellas en forma de palabras. Te echo de menos, pero no es un reproche. Sólo es la constatación de lo especial que eres y de que añoro hablar contigo.
Me duele que puedas estar pasando por malos momentos o que la gente no se porte bien contigo.
Ojalá pudiera ayudarte más.
Pero mi amistad la tienes. De forma incondicional.
No te rindas. No huyas. Planta cara siempre y con la mejor de tus sonrisas.
Para atrás ni para coger carrerilla.
Un beso fuerte.

dsdmona dijo...

Benedetti tien algo que lo hace único e irrepetible... de vez en cuand yo necesito imperiosamente refugiarme entre sus palabras, sus versos, sus comas y sus puntos y me dejo llevar, al quinto o al séptimo piso pero de su mano.

D.

MiMundo dijo...

...el maestro Benedetti es siempre una grata y hermosa compañía...no me extraña que te guste volver a él...un abrazo...

nube. dijo...

los posts que resucitan en el tiempo son los mejores,,son como encontrar una reliquia en una caja olvidada...Sobre Benedetti opino muy similarmente a dsdmona,,uno vuela con el.

Codorníu dijo...

Precioso. No sólo sabe juntar letras el gran Benedetti. Debería recibir el Nobel.

Querida amiga, llega el solsticio: una fecha tan antigua como especial. Quiero que sepas que pensé en tí cuando hice la entrada última de Aguasabajo. Nuestras letras han enredado durante el 2008. Y yo me he sentido muy bien con tu amistad.

Felices fiestas.
Un beso de burbujas de Codorníu.

Ariam Ram dijo...

Apenas si me llega para dejarte un enorme abrazo SASIAN (será la crisis...jajajaja).

Espero que pases la mejor de las noches.

Y también todos cuántos pasan por aquí. Volveré a leerte con más detenimiento en cuanto "las fiestas" lo permitan.

Un beso,

Mar.

esperanza dijo...

"Vivir adrede", ¡qué estupendo título! para un libro y para toda una vida.

Buenas fiestas.

Regina dijo...

Benedetti es como el viento o la llúvia o el mar.
Siempre nos deja ese poso de felicidad, de melancolía, de luz.

Felices fiestas llenas de magia y poesía!!!!

ybris dijo...

Oportuna cita y oportuno recuerdo para estas fechas de encuentros.
Siempre hay un séptimo al que ir
si encontramos con quien ir.
Los que llevamos 34 años en ese piso podemos hablar con conocimiento de causa.

Besos.

MOIRA dijo...

El maestro BENEDETTI y sin duda tu forma de expresarlo..
Gracias por este regalo..
FELIZ NAVIDAD

Alatriste dijo...

Espero que disfrutaras mucho de la Nochebuena. Lo mejor de la mía es que ya se terminó. Te mando mis mejores deseos y ten por seguro de que me acuerdo mucho de ti. Echo de menos tu sensatez y nuestras charlas. Cuídate mucho por favor, el mundo es menos inhóspito desde que estás tú. Besos. Hasta pronto.

La Sonrisa dijo...

la primera vez que supe de Benedetti no fué leyéndole, sino escuchando de su propia voz "Los formales y el frío". Me encantó esa forma tan particular de expresarse, de contar el encuentro.
No me importaria para nada vivir en primera persona alguna de esas historias :)

Santa 451 dijo...

Me voy corriendo con 'El amor, las mujeres y la vida' en busca de un ascensor que no funcione bien...

Un saludín

Nochestrellada dijo...

Maravilloso!
Adoro a Benedetti
es uno de mis favoritos
a pesar de haber leído mucho de él
me encanta sorprenderme siempre con algo nuevo
este libro no lo tengo, solo conozco algunos fragmentos
este es la primera vez que lo leo
me encantó!

gracias por compartirlo

un beso