viernes, 31 de octubre de 2008

flor azul



Dicen que, aunque la tradición de expresar sentimientos y pensamientos a través de las flores llegó de Oriente, allá por el año 1600, se introdujo en occidente sobre el siglo XVIII cuando María Wortley Montagu, que había vivido en Oriente, llevó este lenguaje a Inglaterra; que rápidamente se despertó en Francia la pasión por este lenguaje, de manera que incluso fue escrito un libro sobre el lenguaje de las flores que se consideró escandaloso por las descripciones atrevidas que se expresaban en el mismo, en Inglaterra se censuró parte de la obra por respeto a la Reina, lo cierto es que la época de esplendor de éste lenguaje por antonomasia fue el Romanticismo, cuando se buscaba la flor azul (Die Blaue Blume), cuando se utilizaba para que los amantes se confesaran. Las flores se entregaban en cajas cerradas, guardando el secreto del mensaje de miradas indiscretas hasta que no era abierta por la persona destinataria. “no hay nadie que pueda quererte más que yo” (clavel blanco), o “tus ojos abrasan” (dalia encarnada)…
Teniendo en consideración estas raíces históricas, (breves, ya sabéis…), y recuperando esta tradición, que no se bien por qué se está perdiendo…(ahora culparán a la crisis…) hoy, 31 de octubre, me habría gustado que me regalaran flores… quiero regalaros a todos vosotros flores…pero no cualquier flor ni cualquier ramo, será un ramo que contenga: agrimonia, acedera, una barita de almendro en flor, angélica, argentina, áster, azalea, aciano, beleño, berbería encarnada, camelia rosada, cerifolio, clavel blanco, crisantemo chino, cundeamor, duende, englantina, enebro, espiga de trigo, flor de bucare, flor de manzano, flor de romero, flor de vainilla, frambuesa, geranio escarlata, hierba luisa, hojas de pino, iris silvestre, jacintos, jazmín (excepto el amarillo), loto, malva real sencilla, malojillo, manzana, membrillo, menta, mirabel, muérdago, nogal, nuez, orquídea, osmunda, pelícano, ruibarbo, salvia, saxífraga, tomillo, tulipán tricolor, tusilago, verbena, vincapervinca blanca, violetas, zarzamora, …
Cada una de ellas será, es para mi, elección pensada para cada uno de vosotros…

14 comentarios:

Amparo dijo...

me ha venido al pensamiento la cancion de Juan Luis Guerra....Te regalo una rosa...

Te regalo una rosa
la encontré en el camino
no sé si está desnuda
o tiene un solo vestido
no, no lo sé.

aunque fué ayer...Muchas felicidades y gracias por todas tus flores, me llevo las violetas

Lena dijo...

oh!

qué linda!

cuá es la mía?

la flor de Vainilla?

sí?

esa me gusta!

Yo te regalo una celéndula!

Y un beso....que me has llenado la mañana de color y palabras!

Fernando dijo...

yo te mando un campo de amapolas...besos

http://franciscoponce.com/wp-content/uploads/2007/07/Campos_de_amapolas.jpg

mia dijo...

Gracias bella!

OLOR FRUTAL (Juana de Ibarbourou)

Con membrillos maduros
perfumo los armarios.
Tiene toda mi ropa
un aroma frutal que da a mi cuerpo
una costante sabor a primavera.

Cuando de los estantes
pulidos y profundos
saco un brazado blanco
de ropa íntima,
por el cuarto se esparce
un ambiente de huerto.

¡Parece que tuviera en mis armarios
preso el verano!

Ese perfume es mío. Besarás mil mujeres
jóvenes y amorosas, más ninguna
te dará esa impresión de amor agreste
que yo te doy.

Por eso, en mis armarios
guardo frutas maduras,
y entre los pliegues de la ropa íntima
escondo, con manojos secos de vetiver,
membrillos redondos y pintones.

Mi piel está impregnada
de esta fragancia viva;
besarás mil mujeres, mas ninguna
te dará esa impresión de arroyo y selva
que yo te doy.

Codorníu dijo...

Hola, amiga. Yo me quedo con las violetas antes que me las "pise" alguien, y te dejo unas campanillas para que se sepa por donde andas.

A mí me va un poco regulín. Estoy en un ordenador de invitado. El mío hizo plof. El pobre, no pudo con tantas servilletas. Intentaré que mi paréntesis sea breve. Me siento un poco huérfano.

Un beso.
Pepe.

ybris dijo...

Pues vengan esas flores.
Los regalos valen por lo que significan.
Y si, además, el envoltorio es bellísimo, no queda más que agradecértelo de corazón.

Besos.

Isabel Martín dijo...

Permíteme que escoja unas pocas hojas de pino para tener en casa el aroma del monte, también el del Nebro.

Yo te dejo a ti un ramillete de azahar, creo que no puede faltar en tu lista. Y sentirás así con él el aroma que tenía esta tierra no hace mucho.

Belisker dijo...

No sé el significado de casi ninguna flor, quizás solo de la rosa roja, pero viniendo de ti, ese ramo que nos ofreces está lleno de todas aquellas cosas bellas, cada una representada por una flor. Iré descubriendo poco a poco el significado de cada una de ellas y emocionándome por quién nos las envió.
Yo no puedo ofrecerte ninguna por ese desconocimietno, quizás unas lilas, pero no porque sepa lo que significan sino porque me encantan, me alegran la vista, el olfato y la vida. Su olor es freso, me trae la sensación que la vida se renueva cada día y cada día nos trae bellos momentos. Todos para ti.
Gracias por el regalazo,
Un beso,

Belisker

Codorníu dijo...

Hola. Ando un poco desubicado. Mi ordenador sigue en la UVI, lo que he aprovechado para escribir en el otro blog (Taberna Lentiscal) desde casa de mis vecinos.

Espero que todo vaya bien.
Un beso.

gaia56 dijo...

llegué tarde a regalarte una flor... ya pasó el día 31 de octubre, pero bueno te regalaría la preciosa flor del crocus que inunda los prados en otoño... y la verdad es que nunca conocí el lenguaje de las flores, pero escogería el crocus porque está en plena floración.
un beso.

Ariam Ram dijo...

Lo dejé en mi blog... No sé tu dirección de correo para enviarte las entradas. Un fuerte abrazo.

"Quiero dejaros de nuevo una nota. No me he ido y no pienso irme. La vida a veces serpentea demasiado ¿Qué voy a contaros? Perdonad mi falta de respuestas una vez más. Y a los que me pedisteis algo el no haberlo podido cumplir todavía.

Mi ausencia es absolutamente involuntaria. Ojalá el regreso esté próximo y cargado de historias que compartir. De eso estoy casi segura.

Un abrazo inmenso.

Mar".

Alatriste dijo...

¿Cómo estás, amiga mía? Yo sigo un poco desconectado, pero recibí tanto apoyo, que he escrito algunas cosillas desde mi marcha. No me conecto demasiado, pero bueno, lo cierto es que no puedo evitar que me guste escribir. Espero que vaya todo bien al otro lado. Un beso muy grande y a ver si hablamos pronto. Cuídate.

amigoplantas dijo...

Regalo aceptado

Gracias

Alatriste dijo...

¿Estás sin ordenador de nuevo?
Se te echa de menos.
Escribí una historia. De ésas que me decías que te gustaban. Voy a publicarla por partes. Je, je, je. Así le doy más emoción.
Bueno, confío en poder hablar contigo pronto y en que todo te vaya genial por tierras levantinas.
Un beso enorme.