domingo, 16 de marzo de 2008

CONJURO A LOS DIOSES


Equinoccio de primavera.

Conjuro a los dioses para que impregnándose del espíritu del equinoccio se adentren en éstas nuestras tierras y, permitan que cada uno de nosotros podamos arrojar al fuego, nuestro propio fuego, los males de los que estamos o hemos estado presos.

Y como en Babilonia en la procesión del dios Nabu, dios de la ciencia y la escritura, encargado de trazar nuestro destino, llevemos muñecos para arrojar al fuego, simbolizando los meses pasados o bien los males o vicios humanos. Arrojémoslos al fuego para que la primavera comience sin ellos. Participemos en el rito de nuestra propia renovación.

Conjuro a la diosa Minerva, señora de la Sabiduría para que nos preste el raciocinio necesario para elegir bien de que nos desprendemos, y la fuerza de la guerra, y así darle batalla a la oscuridad, ayudando al sol a ganar el combate al tenebroso y sombrío invierno y traer luz, color y calor a este reverdecer de nuestra vida.

Agradezco a Prometeo el hurto del fuego a los dioses. Elemento de purificación y de progreso. Sostengamos la cañaheja y mantengámosla encendida. No debe apagarse jamás la llama de la sabiduría.

¡Mortales, conjuremos nuestros males y vicios humanos y arrojémoslos al fuego!


Por Prometeo, Minerva, Nabu.

Por nosotros mismos.

(Algunos ya sabemos de quién llevará la cara el muñeco... o la muñeca)

3 comentarios:

Isabel Martín dijo...

tengo tantas cosas que quemar que no se por dónde empezar.

¿cuándo quedamos?

Amparo dijo...

si conjurar cura males del alma....conjuremos

azpeitia dijo...

Los Inquisidores eran unos tipos peculiares, se anticiparon a tus deseos de quemar lo malo de nosotros, y decidieron eliminar el problema quemando a la persona...un beso azpeitia