lunes, 21 de julio de 2008

Perdida sin rumbo III


Nelson Lagana
No quiero pasar sola esta noche.

- Te he buscado con desesperación en todas las paradas. He llamado a la central y no han querido darme razón.
- Te he soñado en vela. He visto tu llanto mil veces desde la última vez por mi retrovisor.
- Por fin te he encontrado. No es casualidad que haya sido hoy. No creo en ella.
- Ahora, mi taxi , está sólo para ti. Dime donde quieres ir. Yo te llevaré
- No quiero tu taxi hoy. Necesito que sostengas mi miedo. Que anules mi malestar. Que escuches mi silencio, que me mires y sonrias...que me mires y no me veas... hoy te quiero a ti. Ésta será mi peor noche... mañana me espera el desespero, y no quiero pasarla sola... Quiero poder acercarme a mi cama y descansar. Hace demasiado tiempo que no me atrevo a mirar la cama vacía..quiero llenarla, poder abrazarla y cobijarme en ella. Quiero hacerte cómplice. Quiero oir no pasa nada..tranquila
- No pasa nada...tranquila. Seré tu almohada hoy.

15 comentarios:

Regina dijo...

Muchísimas gracias por estar ahí.

Ya estoy de vuelta. Ahora más que nunca.

Gracias. De corazón.

Isabel Martín dijo...

he venido a hacerte compañía. mi coche no es amarillo pero dime a dónde quieres ir y te llevo.

preciosa imagen... como siempre.

.gpb dijo...

un beso y "tranquila - No pasa nada. Seré tu almohada hoy."

genial

.gpb dijo...

muy bueno.

me gusto mucho, muy bien escrito.

Amparo dijo...

La mayoría de miedos o problemas de nuestra vida (aunque los ami@s estén a nuestro lado tendiéndonos sus manos) los tenemos que afrontar solas, siempre he pensado que cuando mas pronto se afrontan mas rápidos pasan.

Anoche le dije a Isabel que te dijese que te deseaba un día breve, hoy te digo... vístete con una coraza de algas marinas donde las todo resbale como el agua y nada penetre en tu interior.

Muchos besos guapa, a por ell@s.

María Marta Bruno dijo...

Qué lindo, Sasian... sabés que tuve una especie de dejà vu al leer tu texto, todavía no sé por qué... Pero en todo caso, como canta Leonard Cohen "if you need a driver, climb inside"... Que todos arrullemos tu tranquilidad.
Un beso

MiMundo dijo...

...sasian... al leer tu texto... lo he compartido y te he sentido en lo que dices sentir...un abrazo...

Leo dijo...

Este diálogo, suele repetirse mucho hoy en día.
Qué hermoso es dialogar. Conocer los sentimientos y las necesidades de los demás.
Ejemplar tu carta de hoy, Sasián

Un abrazo

Fernando Sarría dijo...

conversaciones sin timón...besos

ybris dijo...

Suerte, amiga.
Ojalá alguien sostenga tu miedo y llene tu noche y tu cama y te dé tranquilidad y te sea almohada.

Un beso.

MAGDALENA dijo...

Hay momentos en que hay que abanicarlo todo, quitar el mantel y ponerle alas a los platos y anclas a las copas. Hay momentos en que es necesario arrasar con todo, principalmente con el amor... el es el primer invitado que nota cuando la cena ha terminado.

Un abrazo

M

Alatriste dijo...

Conozco esa sensación terrible de dependencia, esa certeza de necesitar a alguien por encima de todo.
Un texto precioso y real como la vida misma.
Como puedes ver y a pesar de mi destierro forzoso, me sigo acordando mucho de ti y no te abandono. Je, je, je.
Dormiré mejor después de haberte visitado.
Un beso enorme, ánimo para tus cosas y que te vaya bonito.

UMA dijo...

Què difìcil alentar la esperanza moribunda y desplomada...
Tambièn deseo que la noche te cobije y te sirva por de almohada el buen sentir de la ilusiòn y la creencia.
Un besazo, Sasian

troya dijo...

¡¡ HAY HAMBRE¡¡
MARCHA CONTRA LA POBREZA POPAYÁN – BOGOTÁ 25 DE AGOSTO- 12 DE SEPTIEMBRE
ENCUENTRO DE ORGANIZACIONES SOCIALES Y POPULARES BOGOTÁ 28 DE AGOSTO

No más miseria en medio de la riqueza

LOS CAMINOS DE LA VIDA SON MUY DIFÍCIL ANDARLOS

La agenda política que se ha desarrollado en los últimos años en nuestro país, se ha construido bajo un discurso mediático que sólo valora la embriaguez de la guerra. De ahí que se hayan destinado un gran porcentaje de nuestros recursos económicos y de miles de seres humanos a la fiesta de sangre y odio. Cegando así el paisaje de pobreza en la que se encuentran miles de colombianos como tu y como yo.

Por ello, es indispensable recuperar la movilización social como escenario que concrete soluciones a los problemas económicos que sufre la población. Vivienda, salud, educación, servicios públicos. Tierra, trabajo y participación política son los reclamos mas sentidas de millones hombres, mujeres, jóvenes, niños, ancianos, gay, indígenas, campesinos… a una dirigencia que se niega a escucharnos. De ahí que sea necesario aumentar los decídeles de esos gritos desesperados que retumban en las calles de ciudades y pueblos en el más completo de los olvidos. No es nada extraño abrir los ojos y observar cinturones de miseria, desplazados, indigentes, niños en los semáforos, pordioseros, en fin a todos los seres humanos que son condenadas a una vida indigna.

Las respuestas del movimiento social, no se han hecho a esperar, marchas y protestas han protagonizado los indígenas, estudiantes, campesinos, trabajadores, vivienditas… luchas que hoy nos permite observar un horizonte de cambio con la participación de todas y todos. La cual requiere de una coordinación social, que nos permita aumentar y potenciar los diferentes esfuerzos que se vienen realizando.

Sólo la unidad de todos los sectores sociales, no dará la alegría de ver nuestros problemas resueltos. No esperemos mas a los que no van a llegar, sólo nosotros podemos protagonizar el cambio.
LA POBREZA Y YO SOMOS HERMANOS

En el mundo contemporáneo, la socio-economía ha construido una serie de conceptos para designar los diferentes niveles de pobreza, por ello, escuchamos a menudo términos como pobreza, pobreza absoluta, indigencia y pauperismo. Para poder salir de esta madeja de términos, miraremos a continuación los diferentes conceptos que se han construido.

En la antigüedad, se hablaba de pobreza de solemnidad, que denotaba a las personas cuya pobreza es notoria (tomado del diccionario Anaya de la lengua), Para Eric J. Hobsbawn, , la pobreza supone no solamente la desigualdad económica (de propiedad, renta, niveles de vida, etc.), sino también la desigualdad social, es decir, una relación de inferioridad, dependencia o explotación. Earl E. Muntz, estima que pobreza es la situación en que el individuo o la familia no pueden allegar lo necesario en alimentos, vestidos y vivienda para una existencia independiente.

El aumento de las condiciones de pobreza “socialmente aceptada” gracias a las reformas económicas de la globalización neoliberal, nos ha llevado a acuñar nuevos términos para designar la pobreza. Como indigencia, miseria y pauperismo.

Indigencia: falta de medios para vivir» (Diccionario Anaya de la Lengua, 365).

La concepción de miseria nos lleva a la significación de mayor penuria, de más notable carencia de satisfactores para una buena vida. La Miseria es la escasez extrema de algo, de alimentos en particular, presente en gran escala en una sociedad determinada. (Donald Everett Wesbster, en Henry-Pratt Fairchild —y otros—,Diccionario de Sociología, 188)

En la última escala, se encuentra el pauperismo, que hace alusión a la pobreza de masas, la cual se da por recesiones económicas y/o guerras, en el pauperismo la pobreza involucra al conjunto de la sociedad.

Como se puede observar a pesar de las diferencias semánticas de cada término y de la confusión política que genera las indivisibles líneas delgadas que separan cada término, todos apuntan a denotar el estado de deficiencia económica, psicológica y social en que se encuentran los sectores sociales que no pueden acceder a una vida digna.

Para nosotros las divisiones anteriormente mencionadas, son simples indicadores socio-económicos que sólo buscan atomizar al movimiento social en la búsqueda conjunta de sus intereses. Por ello, hemos abstraído los cuatros términos, bajo el concepto de pobreza. El cual es definido como la situación de desigualdad, económica, política y social a que son sometidos la mayoría de los individuos de una sociedad, para la satisfacción de la vida de unos pocos.

ESTE PAÍS ES MIO, ESTE PAÍS ES TUYO Y MIO

Como es posible que en un país rico en recursos naturales (tierra, agua, oro, petróleo, carbón…) de seres humanos maravillosos, de una gran diversidad en flora y fauna, tengamos pobres. ¿Por qué?

El Programa para el Desarrollo de las Naciones Unidas (PNUD, 2006) muestra como 17 millones de colombianos viven en la pobreza, es decir el 44 por ciento de la población es pobre, de los 17 millones de pobres, seis millones de personas en el país viven en condiciones de indigencia. De nada ha servido el crecimiento de la economía, el aumento de las exportaciones o la mayor inversión extranjera. Desde los años sesenta no han prometido año tras año, el fin de la pobreza; hace veinte años se encontró la formula “mágica” en la apertura económica, la privatización de todas NUESTRAS empresas y el libre mercado. ¿Qué paso?, ¿Dónde están los ríos de leche y miel?

La economía va bien y a las personas les va mal. Hambre, pobreza y muerte es el presente que vivimos y el futuro que se avizora. No esperemos más a los que no van a llegar, sólo nosotros podemos protagonizar el cambio.

AL VER A SUS HIJOS EN LA CAMA DE AL LADO, SE CRE LA MENTIRA QUE EL MUNDO HA CAMBIADO

Es indudable que los cambios de la producción en fábrica a las maquilas, nos ha dejado sin trabajo digno y ya ni siquiera nos ofrecen sueldos miserables. La producción de los biocombustibles nos ha dejado sin alimentos. La salud, la educación, el agua y la energía se han convertido en negocios de las multinacionales, negándonos los más elementales derechos. Nos han robado todo.

Bajo este desolador panorama, nuestro grito es a crear e inventar nuevas formas de organización y lucha social. La creatividad nos debe llevar a elaborar nuevas formas de organización. La imaginación deber ser nuestra guía en esta nueva etapa. La alegre rebeldía debe ser la fuerza de nuestro espíritu.

Marchemos desde Popayán a Bogotá con los destechados, los indígenas, los estudiantes, los vendedores ambulantes, los trabajadores, los desplazados, los afrocolombianos… en fin con todas las personas que pensamos y sentimos que esto tiene que cambiar y que sólo nosotros podemos realizar el cambio.

Nochestrellada dijo...

Vine a escuchar tu silencio...

Un abrazo!