jueves, 21 de febrero de 2008

Qué sé yo, o yo qué sé

Estoy aquí, dándole vueltas a esta reflexión de Montaigne: “Quiero que se me vea en mi forma simple, natural y ordinaria, sin contención ni artificio”.
El Blog continúa haciéndome preguntas que no sé contestar: ¿Cuál es mi libro favorito? Yo qué sé. Pero soy disciplinada y me pongo a pensar en todos los libros que he leído y cuando creo que he encontrado la respuesta, recuerdo que hay otro que también me gusta, y dudo entre dos, pero, aparece un tercero y así sucesivamente. En ese momento pienso, bueno seguiré haciendo mi perfil, dejaré ésta pregunta en blanco y continuaré con la siguiente. Pero entonces es peor: ¿Mi película? ¿Por qué? ¿Es necesario tener una película favorita?. No, ya veo que caben más de una, pero, no tengo espacio suficiente y, esto me lleva a preguntarme qué está pasando, por qué no soy capaz de elegir un libro, un color o una película. ¡Que sé yo!
Pero entonces resuelvo, como que no lo sé, si, amigas blogueras, si que lo sé: no quiero contención ni artificio, quiero poder no elegir, quiero poder no renunciar, quiero ser sin dejar de ser, quiero identidad sin identificación. ¿O, tal vez no?
Qué sé yo
O, yo qué sé.

3 comentarios:

María Manuela dijo...

Eso es que eres polifacética, versátil y completa...y ya veo que el blog te trae inquietudes que nunca resolveras jajaja...pero sigue intentándolo mucho tiempo!!!

rizossa dijo...

pues haz como en las encuestas, responde con un 'no sabe/no contesta'.
y es que tienes razón, definirse con una sola es todo un problemón.
yo llevo un mes dándole vueltas a cuál es mi película preferida porque un personajillo me quiere hacer una especie de fotomontaje con la movie en cuestión.
y yo no hago más que pensar y no se me ocurre nada, solo me viene a la cabeza (no se por qué) Grease, y no me veo a lo Olivia Newton John ¿será que me identifico con Rizzo?

azpeitia dijo...

Me voy de puntillas sin hacer ruido, pero volveré a contemplar tu duda metódica y disciplinada como la de Descartes...un beso de azpeitia